Slide_noticias_2

Noticias ///

10 de junio /// Túnel Caracoles ¿la opción para descongestionar

El Túnel Caracoles es un antiguo conducto ferroviario que sería ampliado y se utilizaría en paralelo con el actual túnel internacional Cristo Redentor.

Túnel Caracoles. -En unos años, el paso internacional Cristo Redentor dejará de tener uno sólo túnel doble vía para pasar a tener dos, uno en cada sentido de circulación, que además estarán interconectados, según informó Los Andes. Será cuando se culminen las obras del ambicioso plan de refuncionalización por el cual al túnel actual se sumará el Caracoles, que fuera originalmente de uso ferroviario y así se hermanarán más aún los territorios de Chile y Argentina a través de Mendoza.

Ayer se dio un paso más en este sentido a partir de la publicación del llamado a audiencia pública por parte del gobierno mendocino, la cual ha sido convocada para el 28 de junio. Se trata de la última instancia del proceso de evaluación de impacto ambiental de las obras, que había comenzado hace un año.

Así ambos países quedarán vinculados por dos túneles que se ha proyectado que se usen en paralelo. Se aspira a que cada uno lleve el tránsito vehicular en diferente sentido de circulación y con dos trochas cada uno (para dos vehículos) lo que aportará fluidez y seguridad. Esto último es uno de los grandes aportes que tendrá la obra ya que estarán interconectados por 5 galerías que servirán de vías de escape en caso de necesidad como un accidente. Esta es una de las patas flojas del actual y único túnel, ya que no tiene. Además permitirán ventilación, otro aspecto importante si se tiene en cuenta que tienen 3,08 km el actual y 3,167 km el Caracoles.

La refuncionalización es un ambicioso plan que se da en el marco de un acuerdo con el país vecino ya que ambos conductos comparten sus territorios.

Con estos trabajos se busca mejorar la transitabilidad y condiciones del corredor bioceánico en el marco de un megaproyecto anunciado que incluye entre otras cosas, el mejoramiento de rutas.

Se trata de una iniciativa del ministerio de Transporte nacional que lleva a cabo a través de Vialidad Nacional con aporte de fondos del Banco Interamericano de Desarrollo (BID). Se ha contemplado la realización en dos fases. Según detalló Soledad Barros, coordinadora de la Unidad de Evaluaciones Ambientales de la secretaría de Ambiente y Ordenamiento Territorial para cada una se estima un plazo de dos años, aunque esto es relativo dadas las complicaciones de trabajar en alta montaña, en particular por las inclemencias del tiempo. Vale aclarar que no se ha detallado cuánto transcurriría entre una y otra fase lo cual podría modificar el proceso.

La primera abordará el túnel Binacional Caracoles y contempla su ampliación y la construcción de 5 galerías de interconexión entre éste y el túnel carretero Cristo Redentor. Serán para peatones y vehículos.

La segunda se abocará al Cristo Redentor. Se mejorará su estructura y se unificará la operación de los dos túneles con equipos de seguridad actualizado. El proyecto de Vialidad Nacional especifica que el Caracoles tiene una anchura útil máxima de 4,9 m y su altura sobre el pavimento es de 5,46 m.

En tanto, el Cristo Redentor tiene una anchura a nivel de la calzada de 8,3 m y una altura sobre ella de 6 m; lo cual supone una sección útil de 44 m2. “Ambos túneles tienen trazados sensiblemente paralelos. El túnel ferroviario Caracoles se encuentra situado hacia el sur del túnel carretero Cristo Redentor, a una distancia que varía aproximadamente entre 325 m en el lado argentino y 95 m en el lado chileno”, destaca el documento.

Con el abordaje, el túnel Caracoles será ampliado con una re-excavación hasta una anchura de unos 10,6 m y una altura de unos 8,3 m. Con el trabajo terminado tendrá 2 carriles de 3,5 m de ancho, igual que los que tiene el actual túnel paralelo. Además, 2 aceras de 1 m de ancho, el doble de las que tiene su “colega” y 2 banquinas de 0,5 m de ancho. Tendrá un gálibo vertical de 5,1 m, es decir la altura máxima del vehículo que podrá transitarlo. Por otra parte, las cinco galerías de Interconexión estarán separadas entre sí por 500 metros. Tres serán peatonales, tendrán 3,2 m de ancho, 3,3 m de alto y permitirán un gálibo vertical de 2,2 m.

En cuanto a las otras dos, serán vehiculares, con una anchura de excavación de 6 m y una altura de unos 5 m, permitirán la comunicación entre ambos túneles con vehículos ligeros.

A través del Boletín Oficial se comunicó la resolución N° 198 por la cual se fija la audiencia pública para el 28 de junio a las 10. “Convóquese a Audiencia Pública para el Proyecto denominado Obra “Manifestación general de impacto ambiental conjunta de los túneles de Cristo Redentor y Caracoles”, propuesto por la Dirección Nacional de Vialidad, detalla.

Como parte de la evaluación de impacto ambiental ya se cuenta con los informes de los organismos responsables de emitir los dictámenes sectoriales a lo cual se sumará ahora lo que se desprenda de la audiencia pública para luego realizar el informe final. Barros estimó que éste podría estar listo 15 días después de la audiencia.

En paralelo o con posterioridad a esto, Nación deberá iniciar el proceso de licitación de las obras del Túnel Caracoles, del cual – según explicó Barros- podrán participar UTE de empresas provinciales, nacionales e internacionales. Esto estaba originalmente planeado para abril o mayo y el inicio de las obras para octubre o noviembre. 

Plan integral de US$ 750 millones


A fines de febrero en una visita a Mendoza el ministro de Transporte de la Nación, Guillermo Dietrich, había anunciado la pronta licitación de las primeras obras, lo que parece haberse demorado un poco según sus cálculos.

“A fines de marzo se licitará el túnel Caracoles para que la obra comience en octubre, una plan integral de 750 millones de dólares que tendrá impacto en todo el país”, adelantó. El monto es financiado por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID).

Desde la Secretaría de Ambiente estimaron que sólo para los puentes se requerirá un presupuesto estimado de $ 3.600.000.000.

Cómo participar en la audiencia pública.


 – Fue fijada para el 28 de junio a las 10 en las oficinas de la Dirección Nacional de Vialidad, Pedro Molina 748 de Ciudad

– Pueden participar personas físicas o jurídicas, públicas o privadas potencialmente afectadas por la realización del proyecto, organizaciones no gubernamentales interesadas y público en general

– Es necesaria la inscripción previa, puede hacerse on line a través de la página de la  Secretaría de Ambiente y Ordenamiento Territorial o el mismo día en el lugar hasta una hora antes del inicio

– Se puede asistir como espectador o inscribirse como orador.

Fuente: Los Andes

Btn_prev_blue volver