Slide_noticias_2

Noticias ///

16 de octubre /// Se lanza en Chile asistente virtual que optimiza

Dentro de las complicaciones del retail, es conocer con precisión su stock de productos, la cantidad que pudieran faltan y cuáles son las pérdidas. En la generalidad hay empresas que pueden tener pérdidas cercanas a los US$100 mil millones por quiebre de stock, el que se genera por el llamado “inventario fantasma” producido cuando el sistema de gestión de inventario muestra que un producto en particular está disponible (tiene stock >0), pero no está realmente presente.

Considerando esta y otras problemáticas se lanza en Chile el asistente digital de ejecución de góndola bajo el nombre de Bruno, creado por Zippedi con apoyo de Magical Startups. Bruno utiliza Inteligencia Artificial para controlar los inventarios y ayudar a disminuir las pérdidas, y esto funciona porque está equipado con distintos sensores y cámaras de alta resolución, con las que recorre de forma autónoma el supermercado por completo. Este robot digitaliza las góndolas, generando información en tiempo real del surtido, quiebres de stock, precios, ubicación del producto, implementación de carteles promocionales, entre otros. 

En forma de chatbot

Bruno es el eje central de la plataforma colaborativa, en forma de chatbot, que permite la comunicación entre el retail y los proveedores, de este modo los datos obtenidos anteriormente son de utilidad para que los reponedores ejerzan una mejor ejecución en góndola, es decir, para tomar decisiones como por ejemplo aumentar el stock y evitar los quiebres.

“Hoy con el advenimiento de modelos de machine learning se pueden analizar las ventas y esto puede ayudar a detectar problemas de disponibilidad con cierto grado de efectividad, particularmente para productos con muy alta rotación. Sin embargo, para la mayoría de los productos este enfoque es poco práctico, debido a que estas detecciones distan mucho de ser en tiempo real y por el alto número de falsos positivos”, afirma Ariel Schilkrut, cofundador de Zippedi.

Como ejemplo de su funcionamiento, Schilkrut explica: al partir el día el reponedor consulta a Bruno la lista de productos que necesita reponer para ir directamente a la bodega por ellos. Luego, al estar en la sala el reponedor le solicita que le muestre tarea por tarea según el pasillo seleccionado para ir ejecutando cada una de éstas. La aplicación retorna el nombre del producto, la imagen del quiebre de stock, el código del producto, ubicación precisa en metros de izquierda a derecha y su altura y por último el stock disponible en el local.

Fuente: América Economía

Btn_prev_blue volver