Slide_noticias_2

Noticias ///

11 de mayo /// ALIVIO PARA VACA MUERTA: CON

Los intendentes deberán flexibilizar las medidas de aislamiento para que más operarios puedan llegar al campo.

El gobernador Omar Gutiérrez recibió el aval de Nación para reactivar la producción hidrocarburífera en la cuarta fase del aislamiento social obligatorio que comenzará esta semana. El ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas, confirmó que la operación de yacimientos, perforación y fracturas están dentro de las actividades exceptuadas, por lo que la provincia ya redactó los protocolos para que los trabajadores puedan volver al campo en momentos donde la actividad está fuertemente resentida.

“Queremos que vuelva la mayor cantidad de operarios porque hoy tenemos a mucha gente en la casa. Pero va a ser progresivo porque no todas las empresas están pensando en largar con la inversión a full en este momento”, planteó ayer el secretario general de Petroleros Privados, Marcelo Rucci.

La cifra de trabajadores suspendidos ronda los 20.000 entre las provincias de Neuquén, Río Negro y una parte de La Pampa. Según el acuerdo que firmaron los sindicatos con las cámaras empresarias, el parate implica que el personal pueda cobrar un 50% del salario en sumas no remunerativas hasta que puedan reincorporarse.

Rucci evaluó que los tiempos “no van a ser los mismos en todas las productoras” y planteó como “aventurado” estimar un número de trabajadores que podrían retomar tareas a partir de esta semana. “Ojalá sea lo más que se pueda”, sostuvo.

Según la nota que envió Kulfas a Gutiérrez -la petición se realizó en conjunto con los gobernadores de otras provincias productoras-, las actividades podrán funcionar “con el solo requisito de que empleadores y empleadoras garanticen las condiciones de higiene y seguridad de acuerdo con los protocolos establecidas por las autoridades sanitarias competentes a los trabajadores y trabajadoras”.

Entre las enumeradas incluyó la operación de yacimientos, pulling, perforación, fracturas y completación de pozos y sus servicios relacionados. También están autorizadas las obras destinadas a la ejecución de ductos para la evacuación de hidrocarburos gaseosos, líquidos y agua de producción, además de actividades anexas como las de limpieza y comida para el personal y los servicios de medicina y enfermería en sitio.

Para Rucci, los intendentes quedarán ante “la encrucijada de cómo proteger a su comunidad”. “Es muy necesario que la actividad se reactive, pero también que nos cuidemos todos. Ahora hay que hacer un trabajo entre el gobierno provincial, los municipios y las empresas. Bajo protocolos estrictos se puede hacer”, evaluó.

Fuente: Río Negro.

Btn_prev_blue volver