Slide_noticias_2

Noticias ///

12 de junio /// El Gobierno colocó $64.500 millones y captó el

Lo hizo a través de tres series de Ledes con tasas entre el 29% y el 31%, algo más elevadas que en las últimas licitaciones. Finanzas prepara su estrategia para el vencimiento del Botapo el último gran escollo en moneda local


El Gobierno colocó este jueves $64.436 millones en tres series de Letras a Descuento (Ledes) y un bono ajustado por inflación con vencimiento en 2022. Así, logró refinanciar el vencimiento del próximo martes y acumular un excedente de $14.000 millones.

El Ministerio de Economía informó que adjudicó $30.000 millones, el monto máximo de la emisión, en una serie de Ledes con vencimiento el 13 de agosto a una tasa nomina anual (TNA) del 29,65%. Con las Ledes que expiran el 11 de septiembre captó $12.913 millones al 30,37%. Mientras que, en las nuevas Ledes al 29 de octubre, colocó $11.141 millones a una intereses del 31,05%. Además, obtuvo $10.382 millones a través del Boncer que vence en septiembre de 2022 y ajusta por inflación más 1,3%, que por el precio pactado pagará un TNA del 2,5% por sobre el CER.

Los tipos de intereses se ubicaron algo por encima de las últimas licitaciones, cuando oscilaban entre el 28% y el 30%. Fuentes oficiales le dijeron a BAE Negocios que la leve suba de tasas estuvo relacionada al piso más alto que fijó el Banco Central para los plazos fijos. "Nosotros acompañamos ese movimiento de la política monetaria, levantando nuestros intereses pero siempre dentro de un nivel sostenible para la dinámica del mercado en pesos", explicaron.

De esta forma, la Secretaría de Finanzas a cargo de Diego Bastourre captó el 30% de los pesos que necesita para refinanciar los $220.000 millones en manos privadas que vencen este mes. La semana que viene deberá pagar una Ledes por $50.250 millones, por lo que esta licitación le permitió acumular un excedente de unos $14.000 millones.

"Estamos muy contentos. No sólo renovamos sino que trajimos algunos pesos adicionales que vamos a necesitar. Junio es el último gran mes complejo que queda", resaltaron en el Palacio de Hacienda.

Ahora Finanzas prepara su estrategia para enfrentar lo que considera el último gran escollo del año para la normalización de la deuda en moneda local: el 22 de junio vencen $129.300 millones del Bono a Tasa de Política Monetaria (Botapo) 2020, que se suman a otros $27.500 millones de una Lebad que caen el mismo día. Sin dar detalles aún, las fuentes oficiales adelantan novedades al respecto para los próximos días.

El Botapo es un título más difícil de afrontar que otros nominados en moneda local. Se trata de un bono emitido por el Gobierno de Mauricio Macri que está concentrado en manos de grandes fondos internacionales que habían ingresado para hacer carry trade y también tomar este instrumento más largo. Alrededor del 50% del stock lo tiene Pimco, una firma que también es acreedora de deuda externa en reestructuración pero que no integra ninguno de los comités que negocian con el ministro de Economía, Martín Guzmán.

En Finanzas admiten que este título tiene una configuración similar al bono Dual AF20, que en febrero fue reperfilado ante la baja adhesión recibida de los fondos extranjeros, aunque está más concentrado. Ocurre que en Wall Street no quieren renovar sus tenencias en pesos, sino que quieren hacerse de efectivo para pasarse a dólares y salir del país en momentos de volatilidad global y definición de la renegociación de los pasivos soberanos bajo ley extranjera.

"Se está trabajando en tener una solución para el Botapo que dé tranquilidad al mercado en pesos, con el aliciente de buenos resultados en los últimos canjes y licitaciones. Llegamos de la mejor de las formas. Superado ese escollo, queda un camino muy allanado para desarrollar el mercado en moneda local", afirmó una alta fuente de Economía.

Este bono ya fue parte del primer gran canje de deuda en pesos junto a otros instrumentos el 19 de marzo. En esa oportunidad se logró canjear el 17% del valor nominal en circulación.

Fuente: BAE Negocios

Btn_prev_blue volver