Slide_noticias_2

Noticias ///

04 de mayo /// Comisión de Hacienda de la Cámara despacha

La iniciativa ahora pasará a ser revisada en Sala de la Cámara de Diputados.

La comisión de Hacienda de la Cámara de Diputados despachó este lunes a Sala el proyecto que busca aplicar un royalty minero por la explotación de recursos en el país, bajo una tasa impositiva creciente según el precio de los minerales. Durante la discusión se revisaron indicaciones propuestas por parlamentarios a la iniciativa, la cual ya no solo busca gravar a las empresas mineras por la explotación de cobre y litio, sino que incluye a todas las compañías del sector que tengan ganancias anuales equivalentes al precio de 12 mil toneladas de cobre fino.

El proyecto propone aplicar un royalty con una tasa mínima de 3%, la cual subiría a medida que los precios de los minerales crezcan, hasta llegar a una tasa marginal de 75% y una efectiva de hasta 34%. La discusión es seguida de cerca por la industria y el mundo político en medio del "boom" que vive el precio del cobre. Desde el Gobierno y el sector minero, han rechazado reiteradamente la implementación de este royalty, argumentando que se trata de una medida inconstitucional y que afectaría la inversión en el país. Una de las indicaciones más polémicas presentadas durante esta jornada -y que fue rechazada por los parlamentarios que integran la comisión-, fue la confeccionada por el presidente de la instancia, diputado Daniel Nuñez (PC), la cual buscaba eliminar la invariabilidad tributaria que mantienen algunas empresas del sector -que en su mayoría culminaría en 2023- a fin de que, ante la eventualidad de que el Congreso apruebe el royalty, puedan comenzar a pagarlo enseguida. "Es muy importante que la invariabilidad termine en el momento de que se termine (de tramitar) esta ley", recalcó Nuñez, resaltando la importancia de este royalty para financiar una eventual renta básica de emergencia en medio de la pandemia. Y si bien reconoció el riesgo de que una medida como esta pueda gatillar en demandas internacionales en contra de Chile, aseguró que "en el mundo muchas empresas están en controversias con países. Es natural, porque se vive una situación excepcional, lo que justifica que se ponga término a esta invariabilidad tributaria". Sin embargo, sus argumentos no fueron acogidos por sus pares. El diputado Guillermo Ramírez (UDI) resaltó que las inversiones en el sector minero son "gigantescas" y a largo plazo, por lo que se justifica la existencia de esta invariabilidad tributaria para que las empresas se atrevan "a invertir en algo donde no van a ver ni uno en 10 años". Además, de aprobarse lo propuesta por Ñuñez, señaló que daría la impresión de que "chile no cumple la palabra. Cualquier inversión de largo plazo, sea lo que sea, se van a desincentivar. El daño que se haría a Chile será gigantesco, un tremendo daño reputacional".

Por su parte, el diputado Giorgio Jackson (RD) -quien se abstuvo en la votación de la indicación- dijo que, si bien comparte "la frustración" del diputado Nuñez, ya se está cerca del plazo de término de la invariabilidad, "sobre todo con los grandes proyectos", y adelantar esto, aseguró, podría salir "más caro al Estado que los beneficios que podamos tener". En la instancia, además, el biministro de Minería y Energía, Juan Carlos Jobet, puso sobre la mesa algunas cifras de lo que significaría para la industria que este royalty minero prospere. Aseguró -en base a un estudio de Cochilco y aciertos supuestos- que con esto la carga tributaria total de una minera extranjera en el país, que retire el 100% de los dividendos, sería del 82% de sus utilidades antes de impuestos. Con esto, aseguró, "Chile pasaría a ser prácticamente un país en que las compañías tendrían que tributar el doble de lo que tributan en otros países con los que competimos para traer capital y para tener participación de mercado internacional de cobre", sobrepasando a Perú (40,7% de carga), al sur de Australia (44,6%), British Columbia, Canadá (40,1%) y México (42,6%).

Fuente: Emol.com

Btn_prev_blue volver